Bienvenidos al futuro: así será la industria alimentaria 4.0

“México puede ser líder en la cuarta revolución industrial”, así se titula un artículo publicado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) en febrero del año pasado. El texto —firmado por Karime Kuri, entonces líder del departamento de Internet de las Cosas (IoT, siglas en inglés), Robótica y Ciudades Inteligentes del WEF— expone que nuestro país puede ser pionero en estas innovaciones tecnológicas. Entre otros factores que facilitarán esta transición está el hecho de que México cuenta con el sistema fintech más grande de Latinoamérica, que ha hecho importantes inversiones en IoT y que ciudades como Guadalajara, Monterrey y la CDMX han construido múltiples startup hubs que son semillero de soluciones digitales.

“En Estados Unidos dicen que cuando quieras ver fábricas modernas, vengas a México”, coincide Gerardo Pérez, head of Cloud Applications en Siemens, una de las empresas líderes en soluciones para la industria 4.0 en el mundo. Pérez explica que esto sucede porque muchas de las compañías estadounidenses y europeas tienen sus fábricas en nuestro territorio. Además, las grandes empresas nacionales también han adoptado las nuevas herramientas digitales.

Todo lo anterior hace de México un actor principal en el ámbito tecnológico para la región. Pero ¿qué representa esto en la operación de un negocio en la vida real?

industria ab

Fábricas y campos inteligentes

La cuarta revolución industrial es una interacción entre el mundo empresarial y el tecnológico. Una nueva forma de resolver los problemas que siempre han existido pero con tecnologías antes insospechadas: “Dejamos la automatización de lado y comenzamos a utilizar herramientas virtuales. Hablamos de sistemas ciberfísicos, es decir, de movernos en el mundo material de la producción y en un mundo virtual, donde podemos simular y hacer muchísimas cosas en paralelo”, expone el head of Cloud Applications de Siemens.

El vapor fue el combustible de la primera revolución industrial, para la segunda fue la electricidad, la tercera se alimentó de la automatización… “Para esta cuarta revolución industrial el combustible son los datos. La recopilación y el análisis de estos es parte fundamental de esta nueva forma de trabajar”, señala Gerardo Pérez.

Para Antonio Alvarado, project manager de Industrial Transformation México (ITM), evento anual que busca consolidar al país como epicentro de la Industria 4.0 en Latinoamérica, estos análisis de información dan como resultado un incremento en la eficiencia y la productividad de cualquier empresa: “En México ya existen las herramientas digitales que se pueden aplicar en cualquier industria para crear nuevos modelos de negocio, en especial para el sector alimentario”.

Estas son tres de las tecnologías que, de acuerdo con los expertos que consultamos, ya llevan al sector de alimentos y bebidas hacia la cuarta revolución industrial:

1. IoT: El Internet de las Cosas
Consiste básicamente en colocar sensores que recopilan información en forma de contenido digital o datos. La implementación de estos dispositivos en los puntos estratégicos de una fábrica brinda información invaluable sobre toda la cadena de valor. Imagina tener el control de absolutamente todas las incidencias relacionadas con tu producto en una computadora, desde cómo se cosechan y seleccionan los alimentos, la temperatura a la que se procesan y hasta la rapidez con se realiza su embalaje. Todos los dispositivos y máquinas de la fábrica interconectados para ser más eficientes.

2. Inteligencia Artificial
No basta con tener la información, hay que aprovecharla. El análisis avanzado de datos con Inteligencia Artificial permite tomar mejores decisiones. Regular la intensidad de producción, detectar errores de envasado, hacer inventarios en tiempo real, aumentar el rendimiento de materia prima y detectar exceso de stock, son sólo unos pocos de los beneficios que la Inteligencia Artificial y sus algoritmos matemáticos presentan de manera inmediata y oportuna a los tomadores de decisiones. “En el trabajo agrícola, por ejemplo, las máquinas que ya utilizan Inteligencia Artificial, son capaces de distinguir qué productos recolectar y cuáles no; pueden determinar grados de humedad en el suelo, identificar la falta de nutrientes u optimizar el uso del agua”, agrega Antonio Alvarado.

3. Simulaciones virtuales
Se trata de un modelo digital que simula desde el desarrollo de un producto hasta toda una planta de producción. En Siemens llaman a esta solución Gemelo Digital. Aquellas empresas del sector alimentos y bebidas interesadas en implementar cambios, pueden reducir sustancialmente la cantidad de prototipos necesarios y predecir el rendimiento de la producción con este modelo virtual que desarrolla los cambios a lo largo de todo el ciclo de vida. Lo anterior permite predecir fallas, optimizar los recursos y evitar inversiones poco rentables. “El Gemelo Digital es una herramienta muy importante ante el principal desafío de la industria de alimentos y bebidas: cómo cerrar el lazo, cómo saber exactamente qué quiere el consumidor para que rápidamente reacciones y lo puedas producir”, dice Gerardo Pérez.

industria alimentaria 4.0

Grandes y pequeños 4.0

Los beneficios que prometen las soluciones digitales de esta cuarta revolución industrial son más que considerables: ahorros de energía de hasta un 35%, ahorros de mantenimiento de hasta 40%, una mejora en la producción de hasta 45% y un mejor y más rápido retorno de inversión.

A decir de los especialistas, prácticamente todos los grandes conglomerados del sector alimentos y bebidas que hay en México ya han puesto en marcha algunas de estas tecnologías. Antonio Alvarado destaca el caso de Bimbo, Grupo Herdez, Coca Cola, Nestlé y La Morena, firmas que se han acercado de algún modo al evento anual de ITM.

Hace sólo unos días, Grupo Herdez anunció una inversión de 15 millones de dólares que le permitirá acelerar aún más su proceso de transformación digital.

“Hemos modernizado procesos en la compañía a través de prácticas de analítica avanzada, inteligencia artificial, comunicaciones digitales, cómputo en la nube, ciencia de datos y arquitecturas de microservicios”, comenta para Goula Miguel Ángel López, líder de transformación digital de Grupo Herdez. Explica que estas herramientas van a hacer posible que procesos que antes tomaban meses de trabajo, ahora se lleven a cabo en minutos.

Miguel Ángel López destaca su reciente alianza tecnológica con Google, basada en el análisis de datos y modelos predictivos, que les permitirá anticipar las ventas 18 meses hacia delante, considerando situaciones como la actual contingencia, competencia, precio, promociones y más.

“Con base en la información que nos provean estas herramientas de transformación digital, podremos decidir la distribución de nuestros productos, conocer qué puntos de venta tienen mayor afluencia y qué productos son los que las personas están llevando más en tiendas”, complementa.

El líder de transformación digital de Grupo Herdez nos comparte que, hasta el momento, el proceso de transformación digital les ha representado un ahorro anual de más de 30 millones de pesos en infraestructura, consultoría y desarrollo.

Sin embargo, tanto para Gerardo Pérez como para Antonio Alvarado, las tecnologías y beneficios de la industria alimentaria 4.0 no se circunscriben a los terrenos de los gigantes del sector, pues las pymes también ya tienen al alcance estas soluciones digitales y no tienen por qué hacer enormes cambios al respecto: pueden comenzar en cualquier punto de su cadena de valor (desde el diseño del producto hasta la venta) y pueden extender la digitalización gradualmente, según sus necesidades.

Lo importante es subirse a esta nueva revolución industrial porque como comenta Gustavo Pérez: “Las compañías más ricas en análisis son las que tendrán más posibilidades de subsistir y continuar evolucionando”. O como concluye Antonio Alvarado: “La industria 4.0 es la clave que mantendrá a las empresas ‘en la jugada’ y a un nivel de competitividad muy importante”.

Fuente: https://goula.lat/bienvenidos-al-futuro-asi-sera-la-industria-alimentaria-4-0/