ABC de inversiones en petróleo

Vamos a escribir un poco de lo básico sobre las inversiones de petróleo.

El precio del petróleo

Para hablar del esta materia prima es necesario entender el funcionamiento de la misma. La demanda se da por los consumidores que de forma directa o indirecta requerimos un bien o servicio relacionado con esta materia.

Por el lado de la oferta, al contrario a lo que la mayoría pueden pensar, el mayor productor de petróleo es EE. UU y no Arabia Saudita. La razón se debe al descubrimiento del fracking del “esquisito bituminoso” en Texas y Dakota del Norte y la reducción de la producción de Arabia Saudita por los constantes ataques a sus campos petroleros

Producción o Reserva de petróleo, ¿cuál es la diferencia?

La diferencia es muy sencilla la reserva es petróleo que aún no se ha procesado.

Hablando de reservas el quien lidera Venezuela (266.000 millones de barriles), Irán (158.000 millones), Irak (143.000 millones) y Kwait (102.000 millones). Rusia y Arabia Saudí tienen 98.000 millones y 80.000 millones respectivamente. 

¿Qué es la OPEP?

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), fundada en la década de los 60, integrada pricipalmente por Arabia Saudí, Kuwait, Irán, Irak y Venezuela, juegan un papel fundamental en el lado de la oferta del crudo. Aunque el estatuto de la organización no establece explícitamente, ellos fijan los precios en el mercado. Si la OPEP decide restringir la producción, puede forzar el aumento de los precios del petróleo. Por otro lado, si deciden producir masivamente, también pueden rebajar el precio, que es el caso actual. 

Hablemos de invertir

Los futuros del petróleo permiten beneficiarse de las fluctuaciones del precio del barril. Los futuros del petróleo son contratos de futuros en los que los compradores y vendedores de petróleo coordinan y acuerdan entregar cantidades específicas de crudo físico en una fecha determinada en el futuro, de ahí su nombre.

Tanto los futuros como los CFDs (contratos sobre diferencias) son derivados y ofrecen los mismos beneficios de apalancamiento, pero mientras que el primero tiene un plazo de vencimiento, el segundo no lo tiene, por lo que los CFDs son más flexibles en este sentido. En los futuros, al tener una fecha de vencimiento concretado, cabe la posibilidad de no haber liquidez suficiente para deshacer la posición con un coste aceptable.

Debido a la estructura de los costes de financiación, de las comisiones y las tasas de apertura, los CFDs se adaptan mejor a posiciones pequeñas y a corto plazo, mientras que los futuros son una mejor opción para posiciones de mayor tamaño y más a largo plazo.

Si estás interesado en CFDs, puedes echar un vistazo a los brókers que ofrecen estos productos.

También puedes invertir en el petróleo a través de ETFs. Es importante comprender cómo funcionan, porque en algunos casos, no funcionan como lo esperado. Debido a que los ETFs raramente toman una posesión física del petróleo, el rendimiento del fondo dependerá del vencimiento de los contratos de futuros. El principal problema con esta estrategia es que los contratos de futuros para el mes actual tienden a ser menor que los contratos para los meses futuros. El resultado es que el fondo generalmente sufre pequeñas pérdidas todos los meses debido al proceso de reinversión, y con el tiempo, esas pérdidas pueden acumularse en grandes caídas, incluso cuando los precios del petróleo son constantes o tienden a subir.

Los ETFs al estar basados en contratos derivados negociados en los mercados de futuros, se basan en la convergencia entre el valor futuro y el esperado. Aquí entran en juego los conceptos de Contango y deBackwardation. Se considera ‘Contango’ cuando el precio del siguiente futuro es superior al actual y ‘bacwardation’, lo contrario.

También tienes la opción de invertir a través de las compañías que exploran, producen, transportan, refinan y venden crudo. Algunas de estas empresas, como las empresas de exploración y producción, tienden a aumentar de valor cuando el crudo sube y a disminuir cuando el crudo cae. Por ejemplo, la industria de la refinería depende del petróleo crudo como un input para producir gasolina, diesel y otros productos refinados. Si los precios del petróleo crudo aumentan sin un aumento correspondiente en el precio de los productos energéticos refinados, entonces los inversores pueden esperar que las existencias de las refinerías caigan, porque sus ganancias disminuyen.

Los fondos de inversión tampoco invierten directamente el petróleo, sino en empresas relacionadas con la extracción, distribución, comercialización del petróleo. Estas empresas tienen una correlación muy alta con el valor del petróleo pero nunca replican su comportamiento.